Una de las maneras más originales para guardar los alimentos así como lo hacen los chefs y chefs profesionales es envasar los alimentos al vacío con una envasadora al vacio casera con jeringa.

La primordial ventaja de tener una envasadora al vacio casera con jeringa, es poder sostener los alimentos frescos y en estado impecable a lo largo de más tiempo.

Desde luego, con la adquisición de cualquiera de estas envasadoras,deberia integrar obtendrás bolsas de diferentes tamaños.

 

ABOX Envasadora al Vacío Profesional para Alimentos, V63 5

CalmDo Envasadora al Vacio Profesional, Selladora al Vacio A

TOPERSUN Envasadora al Vacío 120W con 3 Modos para Alimento

LOZAYI Envasadora al Vacío, Sellador al Vacío Automático,

ABOX Envasadora al Vacío Automático, V66 5 en 1 Máquina S

Los mejores precios del 2020 de envasadora al vacio casera con jeringa

En la actualidad, la técnica ha mejorado hasta el punto de dejarnos envasar al vacío para aportar sabor, texturas y colores a los comestibles, aparte de conservar todas sus caracteristicas íntegras por más tiempo.

Consejo para ahorrar en bolsas, comprar las fiambreras de envasado al vacío, ahí almacena los quesos y fiambres que quieras, haz el vacío y te duran el doble o el triple. La envasadora te va perfecta para la cocina al vacío, pero el tema es que las bolsas de Foodsaver no son muy recomendables por encima de 60-70ºC, porque en ocasiones se abren. El valor de una envasadora de vacío industrial es el resultado de la excelencia de sus elementos, su tamaño, potencia y sus funciones. Si amigos, una envasadora poco fuerte puede destrozarle los nervios a cualquiera y es que cuando debes envasar 20 bolsas cada día y no deseas pasarte la mañana necesitas potencia. Nos enseñamos, si la previsión es que vamos a cocinar al vacío piezas grandes siempre la bolsa será grande.

La extracción del aire en el envaseevita la oxidación de los nutrientes y prolonga la vida útil, tanto de alimentos como de platos ya preparados. Es tan simple como introducir el alimento en el envase elegido (bolsa, contenedor, botella o tarro de cristal, según equipamiento de la envasadora) y obtener el aire, lo cual se hace en unos segundos. El envase queda sellado y sin aire en el interior, listo para ser guardado en el frigorífico o bien en el congelador, o a temperatura ambiente (si lo que deseamos conservar son comestibles que no precisan refrigeración).

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad