Las envasadora al vacío tefal vacupack classic domésticas, como las que hemos descrito, son muy funcionales para guardar alimentos sólidos, por otro lado, no son tan eficaces para almacenar líquidos, ya que éste impide que la bolsa selle bien al momento de usar la boquilla.

Si ahora sabes que vas a necesitar envasar líquidos al vacío, elige una envasadora al vacío tefal vacupack classic que cuente con un tubo o manguera de goma para recipientes recios.

La manera más fácil y simple de envasar al vacío, nos la dan las máquinas que están diseñadas para su empleo familiar, siendo viable conservar los comestibles en el congelador para su transporte y posterior consumo.

 

Tefal XA254010 Paquete de de 18 Bolsas de plástico, 10 8 x

Tefal Vacupack Classic Envasadoras al vacío, 110 W, Negro

Tefal YY3106FB Vacupack Classic Scellage - Aparato de envasa

Las mejores ofertas de envasadora al vacío tefal vacupack classic

Son máquinas de una fácil limpieza, acostumbran aceptar bolsas gofradas y resguardan de forma particular contra la oxidación, la humedad y la quemadura producidas por la congelación.

En definitiva, gracias a la técnica del empaquetado al vacío, los productos no se contaminan de olores del exterior, conservando los suyos propios; de este modo como de la humedad de el frigorífico, que puede hacer que el producto se pudra o desmejore. Además, una máquina de envasar hace que los nutrientes, vitaminas y propiedades del producto se conserven intactos, evadiendo que los compuestos volátiles que tienen dentro puedan ocultar. El primer y más elementary de las causas es combatir el desperdicio de comida. La envasadora al vacío de Lid te dejará conservar comestibles preservando su aroma, frescura y gusto.

La extracción del aire en el envaseevita la oxidación de los nutrientes y extiende la vida útil, tanto de comestibles como de platos ya preparados. Es tan simple como introducir el alimento en el envase elegido (bolsa, contenedor, botella o bien tarro de cristal, según equipamiento de la envasadora) y obtener el aire, lo cual se hace en unos segundos. El envase queda sellado y sin aire en el interior, listo para ser guardado en la nevera o bien en el congelador, o a temperatura ámbito (si lo que deseamos conservar son alimentos que no precisan refrigeración).

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad